Introducción al Content Marketing 6: el podcast en Marketing de Contenidos

Miles de personas viajan en coche todos los días y llenan el aire del cubículo que les rodea con el sonido que proviene del aparato electrónico al que antiguamente llamábamos radio. En los modelos modernos, ese aparato está preparado para sincronizarse con nuestros dispositivos móviles  que, a su vez, están integrados en las Redes Sociales. Gracias a ello, desde la radio de nuestro coche podemos escuchar cualquier sonido que sea de nuestro interés, a la carta y sin depender del calendario de emisión de terceros.

 

El Podcast, en marketing de contenidos, es un canal normalmente desaprovechado,  una herramienta con un potencial enorme. Al tratarse de una grabación sonora, puede ser consumida en aquellos espacios diarios en los que las personas nos encontramos ocupadas realizando otras tareas, como la de conducir, ejercitarse en el gimnasio, pasear a nuestro perro… Sin embargo, no hay que pensar en ellos como un medio publicitario sin más en el que exponer los beneficios de un producto particular. No son anuncios radiofónicos. Los podcast enfocados como canal de contenidos para empresas deben entenderse como vehículos que eduquen e informen, que compartan conocimiento, que creen sensación de cercanía.

Antes de lanzarse a la grabación de nuestros podcast tenemos que tener en cuenta que las características peculiares de este medio hace que el feedback o respuesta por parte del oyente sea distinto al que obtendríamos de otros medios como el vídeo o el blog.

  1. Naturalidad. Indistintamente del carácter emocional que queramos imprimir a nuestra grabación, esta debe resultar natural, espontánea. De lo contrario, el resultado quedará artificial y no resultará satisfactorio. Pero esto debe ser combinado a la perfección con el siguiente principio.
  2. Preparación. El contenido y la estructura de desarrollo debe ser planificado al milímetro. No podemos hablar de un modo espontáneo sin saber qué diremos a continuación, porque ello nos lleva a la repetición, a las muletillas y a diversos recursos que estropearían la grabación y cansarían al oyente.
  3. Tiempo. La preparación de un Podcast lleva trabajo y tiempo. Si consideramos que no disponemos de ninguno de estos dos elementos, debemos desistir y buscar otro canal distinto.
  4. Gratuidad. Un Podcast en marketing de contenidos (salvo el caso que más adelante mencionaremos) debe ser siempre gratuito, por lo que no podemos contar con él como una fuente de ingresos. Así que solo podemos considerarlo como un canal que aporta valor a nuestros clientes potenciales, lo cual puede suponer mucho para fidelizarlos y que nos tengan presentes. Una gran campaña de publicación periódica de podcast con identidad propia tiene poca competencia, más sabiendo que su realización puede ser en coste muy baja.
  5. Frente al vídeo. Tenemos que ser conscientes de que un podcast no es un vídeo sin imágenes. Su espacio de recepción es muy distinto y hay que saber aprovechar sus ventajas: es portátil, muy manejable, más compacto y no requiere una atención total.

Si asumimos estas características, ya podemos dedicarnos a grabar nuestro podcast. Pero de nuevo, y como norma general para todos los canales de contenidos, debemos preguntarnos cuál es nuestro objetivo real y quiénes van a ser nuestros oyentes ideales. Tengamos presente que dependiendo de la respuesta que demos  el tipo de podcast puede cambiar. Lo más normal es que encontremos tres tipos básicos:

  1. El Podcast divulgativo. Es el más habitual. Suele cubrir un tema específico de la empresa o del sector; a veces presenta las características de un producto o un servicio o profundiza en los interiores del negocio, presentando a los trabajadores y sus tareas… En realidad, el único límite es nuestra imaginación.
  2. El Podcast posicional. En formato puede ser idéntico al anterior, pero su objetivo no es tanto el acercar un producto o servicio a un oyente como el hacerlo con la propia marca de la empresa. La idea es posicionar al negocio por encima de la competencia haciéndose notar.
  3. El Podcast de pago. Podemos encontrar retribución económica a través de este medio creando sistemas de pago y emisión de contenidos de audio periódicos. Pero solo lo haremos cuando dichos contenidos se hayan convertido en un referente de tal calibre que los usuarios los consideren un producto por sí mismo.

Independientemente de qué tipo de podcast realicemos y de su estructura interna, cumplamos esta máxima: un podcast de éxito es aquel que es recibido como una ayuda y un puente para mejorar la propia vida.

 ¿Y qué grabamos?

 

Como ya hemos dicho, el límite es nuestra imaginación (dentro del sentido común), pero valga la experiencia de cientos de empresas para sugerir algunos formatos de podcast en marketing de contenidos con éxito probado:

  1. Ruedas de prensa o entrevistas a los medios de comunicación. Si tenemos la posibilidad de realizar una entrevista con un medio local, podemos colocar la grabación de la misma en nuestra web, siempre accesible, y compartirla a través de las redes sociales.
  2. Preguntas a nuestros usuarios. Bien en vivo, bien mediante un formulario en audio que luego montaremos, podemos establecer cercanía con nuestros usuarios e involucrarlos haciéndoles partícipes de nuestra política de marketing. Eso es estrategia 2.0 pura y dura.
  3. Entrevistas a colegas de profesión, a empleados, a clientes, a uno mismo (mediante montaje).
  4. Explicaciones y aclaraciones sobre alguno de nuestros productos o servicios, a modo de manual de instrucciones o especificaciones.
  5. Consejos generales que aporten valor a la vida de nuestros clientes potenciales relacionado con nuestro sector.
  6. Grabaciones ajenas que podamos relacionar con nuestro negocio. Es importante conocer en este caso la licencia que tiene dicha grabación. Si es Creative Commons podremos utilizarla con fines no comerciales. En caso de duda, no la utilizaremos.
  7. Grabaciones de nuestros usuarios. Esta es una fuente de contenidos con un potencial invaluable. Si conseguimos que nuestros clientes realicen grabaciones sobre su grado de satisfacción o sobre el uso que han dado a uno de nuestros productos, etc, estaremos dándole pleno sentido al Content Marketing, cuya finalidad va más allá de la venta y busca, ante todo, fidelizar y crear comunidad.

← Introducción al Marketing de Contenidos 5

David López
David López

Comparte este artículo con tus amigos o familiares

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp